Abrir las ventanas tiene un ritual;
Levantarme. Masticar la madera.
Desprender los iconos de las rejas.
Agradecer la ternura del viento. 
Reconocerme. Olvidar la ventana.

Despedirme de ti tiene un ritual;
Abrir los brazos.
Observarme la ausencia de cerca.
Aceptar miedo y carencia.
Comprender el coraje de los pájaros.
Cantar mientras te alejas.














 Ilustración; Delphine Labedan